OTROS PRODUCTOS

En Iberiana, trabajamos fundamentalmente con fruta y verdura. Es nuestro pilar y en lo que somos expertos desde hace más de veinte años. No obstante, hemos trabajado ocasionalmente con otros productos, siempre respetando nuestra filosofía de calidad y excelencia en todo lo que hacemos.

Aceite de Oliva Virgen Extra

Entre la gran variedad de aceites que existen, es sin duda el aceite de oliva virgen extra, el que tiene mayor calidad. Hablamos de puro zumo extraído de la aceituna mediante unos procedimientos mecánicos, generalmente usando el procedimiento de centrifugación. En ningún el aceite es sometido al proceso de refinado. Los niveles de acidez química que tienen, son inferiores a 0,8º y organolépticamente no tiene defecto alguno. Es sin duda por esto, el mejor aceite, pues sus propiedades nutricionales permanecen intactas.

Entre los beneficios de incluir el aceite de oliva virgen extra en nuestra dieta encontramos: un efecto beneficioso en la calcificación de los huesos, tiene un efecto protector de la piel, favorece la absorción de calcio, ayuda a reducir el colesterol, tiene un gran poder antioxidante y además, es beneficioso para las personas diabéticas ya que ayuda a controlar la glucosa.

Zumo de Granada

Existen tantas variedades de zumos, como frutas podáis imaginar. Pero si hay un zumo con el que trabajamos, es el zumo de granada. Desde hace siglos el zumo de granada y sus propiedades son conocidas en muchas culturas como una medicina natural. Este zumo, al igual que su fruta, tiene un alto poder antioxidantes, y es muy rico en Vitamina C.

La granada es la fruta carnosa del granado, un árbol pequeño de no más de cinco metros de altura que se aclimata muy bien a zonas semiáridas del Mediterráneo, como el olivo o el naranjo. Se trata de un alimento con los nutrientes necesarios para convertirse en una de las frutas con mayores propiedades nutritivas y antioxidantes más beneficiosas para nuestra salud.

Hierbas Aromáticas

Las hierbas aromáticas son ideales para sazonar guisos, y para realzar aromas de diferentes plantos culinarios, ya sean en crudo o cocinados. Son plantas muy utilizadas en la cocina mediterránea, y las hojas puede utilizarse frescas, secas, o deshidratadas. Hay que tener en cuenta que si se utilizan secas tienen un aroma muy potente, por lo que se recomienda usarlas con prudencia.

Las hierbas aromáticas con las que trabajamos son: albahaca, eneldo y perejil, y dentro del perejil, en las modalidades de liso y rizado.

Flores

De todos es sabido la gran variedad de flores que nos rodean. Sin embargo, desde Iberiana, trabajamos para proveer a nuestros clientes de diente de león. Esta flor (con sus hojas y sus tallos), puede consumirse en su estado natural y cruda (en ensalada, por ejemplo) o también se pueden comer cocida. La raíz generalmente se consume como un sustituto del té o del café una vez seca y molida.

Tiene altas propiedades curativas, y se ha demostrado que es una planta herbácea cuyas raíces y hojas se utilizan como medicamento natural para trastornos digestivos. Por su sabor amargo tiene también un efecto aperitivo y puede utilizarse para abrir el apetito.

Frutos Secos

¿Quién no ha probado alguna vez castañas en alguna de sus múltiples modalidades? Estos frutos secos hacen la delicia de todos, y se pueden comer crudas, hervidas, asadas o dulces. Podemos hacer dulces de castaña, harina de castañas para preparar pan, ¡incluso pasta!

Hay infinidad de recetas para poder cocinar unas deliciosas castañas. Además, son unos frutos secos ricos en grasas, proteínas, minerales y en vitamina C. ¡Una auténtica delicia!