Skip to main content
Noticias

¿Cómo puedes incluir más verduras en las comidas para los más pequeños?

By 23 de enero de 2023No Comments

Las verduras son alimentos imprescindibles para tener una alimentación saludable y equilibrada en cualquier etapa de nuestra vida. En el caso de los niños, además, se considera que la verdura y las hortalizas deben ser la fuente principal de su alimentación para ayudarles en su desarrollo.

Además, es bueno que se acostumbren desde bien pequeños y tengan este hábito como parte de su alimentación. Ya sabemos los inmensos beneficios que tienen tanto para mejorar nuestra salud como en la prevención de enfermedades.

Ahora bien, igual que sabemos que es importante que los niños coman verdura, y nos permitimos añadir la importancia de la fruta en su alimentación, también sabemos que en muchas ocasiones es difícil conseguirlo.

Ya sea por su aspecto, su olor o su tacto, lo cierto es que, en todo hogar, suele ser una pequeña batalla la que tenemos que librar para que nuestros hijos coman verdura.

A continuación, os contamos los mejores consejos que hemos recopilado para conseguir integrar la verdura en su dieta.

¡Os aseguramos que somos los primeros que los vamos a poner a prueba!

Como hacer que tus hijos coman verdura de la mejor manera

 

Para empezar, es importante entender que la mejor forma de que nuestros niños se coman la verdura es dando ejemplo. Hagámoslo los adultos y recordemos que la paciencia también es fundamental.  No es bueno forzarlos ni obligarlos, mejor ir dando cada día un nuevo paso adelante.

Dicho esto, vamos con algunos consejos:

  • Integra las verduras en sus platos favoritos: pizzas, pasta o hamburguesas son, por lo general, algunos de los platos favoritos de los niños. Siempre es buena idea incluir algunas verduras en estos platos para que resulte más sencillo que se las coman.

Una alternativa es “camuflar” estas verduras en los platos en trocitos muy pequeños para que así no se den cuenta de que se están comiendo las verduras.

  • Creatividad en la presentación de los platos: para muchos niños, casi todo es diversión, incluso el momento de comer o cenar. Una presentación divertida de los platos con verduras seguro que ayuda a que les entre mejor por la vista y tengan más ganas de comerse la comida en cuestión.
  • Juega con los colores de las verduras: si por algo destacan las verduras en general es por su amplia variedad de colores vivos. Muchas veces los colores les llaman la atención y les resultan más apetecibles. Ya sea en el propio plato o visibles cuando abran la nevera, si conseguimos que las verduras les llamen la atención, ya tenemos mucho ganado.
  • ¿Verduras cocinadas o crudas?: es cierto que algunas verduras, al cocinarlas, desprenden un olor que puede resultar muy fuerte o desagradable para los niños. Lo mismo sucede con su textura. Prueba a que se coman las verduras crudas, incluso con alguna salsa. Les resultarán mucho más crujientes a la par que agradables.
  • Deja que ellos decidan: una vez veamos que van cogiendo el hábito de comer verduras como algo normal, deja de ver en cuando que sean ellos los que dedican qué verdura les apetece en la comida o la cena. ¡Seguro que les hará ilusión y se las comerán con muchas más ganas!
  • Los purés como gran alternativa: los purés es algo que suele gustar a muchos niños, y no nos referimos solo al de patata. Además, es algo con lo que suelen estar familiarizados desde pequeños. Sin duda, nos permiten incluir una gran variedad de verduras y conseguir sabores que les encantarán, incluso disimular esas verduras que parece que les gustan menos sin que se den cuenta.

Verdura de temporada, una opción aún más saludable y sostenible

 

El consumo de verdura de temporada, lo mismo que de fruta, tiene importantes beneficios para nuestra salud. Los productos se encuentran en su estado óptimo de consumo y, por tanto, en el momento que más nutrientes y vitaminas nos van a aportar.

Según la temporada del año en la que nos encontremos, vamos a poder encontrar infinidad de tipos y variedades de verduras en nuestras tiendas y supermercados.

Además, con el consumo de productos de temporada, también contribuimos a la sostenibilidad y equilibrio de la cadena alimentaria al reducir el consumo energético y las emisiones de dióxido de carbono que genera el transporte.

Close Menu