Skip to main content
Blog

Características y variedades de los albaricoques

By 20 de julio de 2022No Comments

Estamos en una época del año donde se puede disfrutar de muchos tipos de frutas y, sin duda, una de las que mayor protagonismo cobra, son los albaricoques. Esta fruta de hueso es originaria de la zona templada de Asia, Corea del Norte y Manchuria, y fueron los romanos quienes la introdujeron en Europa a través de Armenia.

El fruto proviene del albaricoquero, un árbol que pertenece a la familia de las Rosáceas y que incluye más de 2.000 especies de arbustos y árboles. Este tipo de árbol es normalmente robusto y de copa desarrollada, resistente a la sequía y a la vez muy sensible a las heladas. Miden entre tres y cuatro metros de altura y poseen numerosas ramas. Es imprescindible recoger los frutos en plena madurez, pues de no ser así, la pulpa no desarrollará su característico sabor dulce.

¿Qué características tiene?

 

Es un fruto rico en hierro, potasio, calcio, magnesio y vitamina B3. Además, cuando son frescos también son ricos en taninos, elementos con propiedades astringentes, antiinflamatorias y antioxidantes que, entre otras acciones, favorecen la digestión.

Y si por algo destaca, es por las vitaminas A, C y E que proporciona, y gracias a esto se convierte en un gran aliado para prevenir la degeneración celular causada por los radicales libres, que aceleran el envejecimiento y están en el origen de muchas enfermedades severas, como el cáncer. A través del betacaroteno, presente en la vitamina A, la fruta consigue su tono anaranjado. Es tal la cantidad que aporta de esta vitamina, que comiendo 3 albaricoques al día, conseguimos la mitad de la dosis diaria recomendada de vitamina A. Respecto a la vitamina C, con 5 albaricoques, conseguiríamos el 20% de la ingesta diaria de esta vitamina recomendada.

Es rico en glúcidos (fructosa y glucosa), sin embargo, su poder energético es moderado, siendo aproximadamente de 50cal/100gr. De aquí que sea una fruta recomendada en dietas de adelgazamiento.

Por último, estamos hablando de una fruta antianémica, ya que aumenta las defensas de nuestro organismo. Además, es astringente en estado fresco y está indicado en estados depresivos, nerviosismo, insomnio, inapetencias, diarrea o estreñimiento, a niños con problemas de raquitismo o retraso del crecimiento.

Os contamos a continuación diferentes trastornos de la salud para los que el consumo de albaricoques están recomendados:

  • Alteraciones nerviosas(astenia física y mental, inapetencia, nerviosismo, insomnio y estados depresivos).
    • Problemas oculares (sequedad e irritación de la conjuntiva, pérdida de agudeza visual).
    • Afecciones de la piel y mucosas (prevención contra las infecciones y la dermatitis, faringitis y sinusitis).
    • Anemia.
    • Prevención de enfermedades degenerativas.

Sus diferentes variedades

 

Aunque no es muy común conocer las diferentes variedades de albaricoques que existen, os diremos que es una fruta que cuenta con diversos tipos, y que, además, son muy diferentes entre sí. Igual que conocemos las manzanas Golden, Fuji, Reinetas… hoy queremos presentaros algunas de las variedades más populares de albaricoques:

  • Bulida: De tamaño medio. Se caracteriza por su intenso color naranja que con frecuencia muestra chapas rojas bien extendidas. Es de carne firme, algo dura si no está bien maduro, y su carne es de un amarillo intenso, sobre todo bajo la piel de las chapas más coloradas.
  • Canino: Entre medio y gran tamaño. De tonalidad amarilla crema en su piel, siendo el amarillo más intenso cuanto más madura está la fruta, pudiendo presentar chapas bastante pronunciadas. La carne es anaranjada, firme y muy aromática.
  • Currot: Son pequeños y con una piel delicada, más blanca y rosa que naranja, teniendo un sabor ligeramente ácido. Esta variedad es de las menos dulces que encontramos.
  • Galta roja: Es de los más populares de nuestro país. De talla entre pequeña y media. Su color es anaranjado con una chapa colorada, donde le da el sol, razón por la que se llama galta roja (mejilla roja en catalán). Es jugoso, muy aromático y bastante dulce.
  • Moniquí: Una de las variedades más demandadas. Su tamaño es de talla grande y en cuanto a su forma, oscilan entre lo redondo y lo semiovalado. La piel tiene una apariencia satinada y ligeramente granulada al tacto. De color amarillos y naranja pálido, no siendo frecuentes las características chapas rojas de otras variedades. De sabor muy dulce y muy demandado.
  • Nancy: De talla grande, esférico y con la piel color amarillo, casi dorado, marcando un veteado rojo irregular. La carne es sabrosa pero ligeramente ácida.
  • Paviot: Puede que sea la variedad más grande, llegando a medir entre 8 y 9 centímetros. Su piel es de intenso color amarillo crema, incluyendo chapas granates muy atractivas. Su carne es también anaranjada y muy preciada.

Los orejones

 

Cuando los albaricoques se secan, se convierten en orejones, un alimento dulce y rico en nutrientes. Los orejones son mitades de albaricoques, deshuesados y desecados o deshidratados al sol o en un horno para acelerar el proceso. Al extraerles el agua, se imposibilita que proliferen gérmenes y bacterias que se alimentan de los azúcares. A partir de ahí, su conservación durante meses es muy sencilla: guardarlos en un bote de cristal bien cerrado y almacenarlo en un lugar seco y oscuro. Los valores nutritivos de esta manera se mantienen.

Esperamos que este artículo os haya servido para conocer más acerca de los albaricoques, los diferentes beneficios que tiene para nuestra salud, y las variedades que existen. ¡Aprovechad que estamos en la mejor temporada para su consumo!

No queremos cerrar este artículo sin recordaros que en Iberiana, además de productos BIO, ofrecemos a nuestros clientes los mejores productos convencionales que, de por sí, ya pasan por unos rigurosos sistemas de calidad. Además, hemos ampliado nuestra oferta con productos Demeter, resultado de una agricultura biodinámica, los cuales os animamos a conocer.

Close Menu